Ya hablamos en posts anteriores sobre la importancia de la digitalización de las empresas, siendo una herramienta imprescindible para el crecimiento de las PYMES y para la internacionalización de las mismas.

La internalización de las empresas significa crecer, eso lo tenemos claro, sin embargo, este crecimiento no es posible sin la digitalización, algo de lo que actualmente no se puede prescindir en el mundo empresarial, sea o no una PYME.

La digitalización es un proceso lento, ya que conlleva cierto aprendizaje y mucha paciencia a la hora de observar un crecimiento notable, pero existen claves para acelerar la digitalización de tu empresa:

  • Formación y competencias digitales – Es imprescindible que el capital humano de la empresa esté concienciado con la digitalización. No solo entendiendo que es un factor clave para la mejora de la marca, si no siendo formado en las competencias necesarias. Solo así se podrá llevar a cabo el proceso de digitalización, pues es algo de lo que no puede encargarse cualquiera.

  • Involucrar al cliente en el proceso – Si conseguimos involucrar al cliente en la digitalización de nuestra empresa a través de diferentes técnicas, como la apertura de un blog en el que poder dejar comentarios, una página de opiniones o, simplemente, la venta online, será mucho más sencillo detectar cuándo fallamos en algo y, de esta manera, mejorar en el futuro. El nuevo cliente digital es móvil y debe poder encontrar la misma información en cualquier dispositivo. Otra buena alternativa puede ser el envío de encuestas personalizadas para saber cómo hacerlo cada vez mejor.